Libia

Hoy me levanto viendo como un autoproclamado gobernante, ha mandado bombardear a su “pueblo”. Y esto me hace vomitar.

En el momento en que un gobierno, (dictatorial o no), no es capaz de resolver pacificamente las protestas de su pueblo, no es capaz de escucharlo y su unico recurso es la fuerza. Ese es el momento en que ese gobierno o personaje debe desaparecer de la escena y abrir paso a un nuevo sistema.

Oir hablar de cientos de personas muertas por las calles, solo por pedir un futuro digno, comida, libertad, es algo que como especie nos deberia revolver las tripas y mostrar nuestra más sincera repulsa, pero no solo eso, es algo condenable y nuestros esfuerzos deberian ir dirigidos desde ya, a ayudar a ese pueblo oprimido.

Cuantas veces se ha mirado a otro lado porque interesaba politica o economicamente? cuantas veces se ha dejado morir de hambre a este pueblo o aquel, simplemente porque sí? es hora de decir basta ya a estas cosas.

Para mí, la revolución que ha empezado en el Norte de Africa y que ya ha llegado a Oriente proximo y medio, es un movimiento imparable por un cambio de sistema. Es un grito agonico de la humanidad diciendo que es preferible morir luchando que seguir viviendo en estas condiciones. Y una llamada de atención a todos los gobernantes del mundo.

El mensaje está claro, se acabó el pisotear los derechos de la gente, el dejar a la gente en la calle a su suerte, y decir que tú proteges al pueblo, no, es hora de que la sociedad cambie y nadie pase hambre ni frio ni enferme por no tener acceso a una medicina, es hora de que todos nos unamos y condenemos estos actos e injusticias.

Hoy estoy triste viendo el sufrimiento del pueblo Libio, y comprendiendo la situación real de esos paises oprimidos que, del que si nos llegaban noticias eran, por lo general superficiales y vanales, sin profundizar en lo que realmente sucedia, estoy triste por todos esos muertos, porque es triste pensar que el único medio para lograr una sociedad abierta y generosa, esté teniendo que ser el de la protesta y la confrontación en lugar del dialogo y la solidaridad.

Pero por otro lado estoy feliz porque al fin veo un cambio, veo un cambio en la humanidad, un movimiento que como digo ha empezado ahí, pero que no acabará ahí, y yo miro a Europa y America (tanto del norte como del sur), y espero ver esa misma petición allí, hay grandes diferencias entre esos paises que se estan levantando y los nuestros, pero en Resumen hay algo que es comun, y es el deseo a un futuro feliz y digno para todos, sin tanto stress por si mañana tendré comida en el plato, o si mis hijos tendrán oportunidad de vivir dignamente o no. Y ese movimiento es imparable, y espero que pueda llegar, pacificamente a todo el mundo.

Hoy iba a hablar de caritas, y quizá luego lo haga, pero voy a dejar una frase que dijeron hace poco en un articulo “pasar de una economía del tener a una economía de la gratuidad”, o dicho de otra forma, es hora de que todos los humanos seamos iguales en todo y se acabe esta sociedad del consumo por una sociedad donde compartamos, y nos ayudemos.

Desde aquí mi más sincero apoyo a la gente de todos los Paises Islamicos que han tenido el valor de empezar este camino y que están dando sus vidas por ello, y un mensaje a los gobiernos del resto del mundo, ayuden a esos Paises, y ayuden a cambiar este mundo al mundo que quiere el pueblo, o el pueblo les obligará a hacerlo.

Anuncios