Caritas

Hace unos días leí un articulo sobre Caritas en elmundo y desde entonces llevaba queriendo escribir una entrada sobre ellos.

Yo conocí Caritas a traves de mi Padre, el pobre hombre cuando se jubiló se fué junto a mi madre a vivir a Logroño, allí no sé cómo, (supongo que se aburriria, un hombre acostumbrado a trabajar toda su vida y que vivió para trabajar, más que trabajó para vivir…), empezó a tratar con la gente de Caritas de allí.

Un día de estos que estaba yo visitandoles, acompañé a mi Padre a Caritas, antes de ir nos tomamos el consabido café del desayuno en un bar de los alrededores, (con nuestros consabidos cigarros por supuesto!), y allí yo bromeando le dije “mira que trabajar para la Iglesia“, qué quereis? soy de Izquierdas, mi visión de la Iglesia y lo que se relacione con ella nunca fué muy buena…

Mi Padre se sonrió y me dijo que no me asustase cuando llegasemos.

Caritas Logroño estaba situada en un edificio desahuciado y con amenaza de derrumbe, cuando llegamos, me impresionó ver el edificio, con los maderos en las ventanas, los refuerzos para sostener el techo, y la verdad, casi me cago encima pensando que teniamos que entrar allí.

Esa gente trabajaba en unas condiciones pesimas, el edificio se caia, habia humedades, pero lo que no faltaba era una sonrisa, mi Padre, allí, sin saber nada de informática, (el informático soy yo, no él), les habia hecho una mini-red con los cacharros que tenian como ordenadores, (por llamarlos algo), la gran mayoria de equipos eran 486 o pentium, creo que habia uno que tenia un pentium II, estamos hablando de como mucho cuatro ordenadores, obtenidos gracias a que alguien se los habia dado.

Tenian un “portatil” de unos 10 kilos de peso que solo tenia una diskettera de 5’1/4 , cualquier informático que me lea sabrá a qué me refiero, ese portatil iba con msdos 3.3.

Gracias a mi padre habian conseguido compartir los documentos y que hasta un equipo tuviese internet (a traves de un modem 14.400k que afortunadamente traia uno de los ordenadores), con lo cual ahora podían Intercambiar documentación con la diocesis de una forma más eficiente, y gestionar mejor la comida, mantas, ropa que tenian para darsela a los más desfavorecidos.

Allí habia tres mujeres y dos hombres aparte de un cura muy majo que debia tener casi 87años, todos con una sonrisa iban sacando el trabajo como podían.

Esos hombres y mujeres, con esa mierda de recursos, en un edificio que se venia abajo, hacian todo lo que podian por la gente en situación más jodida que te puedas imaginar, allí, entre esas paredes, con un equipo antediluviano y una cafetera que una se habia traido de casa.

Y esa gente se ganó mi respeto y admiración más profunda, y ni que decir de mi Padre, al cual estaban inmensamente agradecidos.

Cuando mi madre murió unos años despues, trajimos a mi padre aquí, a casa de mi hermana, (por aquel entonces también la mía por motivos que no vienen al caso), y mi Padre, ayudó también en lo que pudo desde aquí, a Caritas Logroño, también estuvo colaborando en caritas de Alcalá, pero allí, estaban mejor preparados y poco podia hacer por ellos.

Yo como digo, soy de izquierdas, no creyente, pero sé cuando alguien trabaja y ayuda, y cuando alguien se toca los huevos. Caritas, para mí es un grupo de personas con un gran corazón que realmente hace una labor tremenda, y que sin ellos, 800.000 familias estarian hoy por hoy realmente jodidas, y lo que dice su director en esa entrevista, es muy cierto.

Caritas no puede hacer el trabajo que le corresponde al Estado, es el Estado el que tendría que estar ayudando a todas esas familias en lugar de ayudar a los ricos y poderosos, en lugar de permitir que se les eche a la calle y se les deje tirados.

Y es igual de cierto que ha llegado el momento de “pasar de una economía del tener a una economía de la gratuidad” y que me adhiero a lo que dijo  que “no se sigan poniendo parches” a la lucha contra la pobreza y se avance hacia “un sistema de garantía de ingresos mínimos de inserción

Seas de izquierdas o de derechas, religioso o no, leete el articulo porque no tiene desperdicio, y desde aquí quiero dar las gracias a Caritas por el trabajo que han llevado a cabo y siguen llevando, porque si no fuese por ellos, mucha pero mucha gente lo estaria pasando mucho peor.

Desde aquí mi apoyo para ellos y mi más sincero sentimiento de verguenza hacia el Estado, que será el gobierno de los ricos, pero desde luego hace tiempo que no es el mio.

Anuncios

Un comentario en “Caritas

  1. Pingback: Resumen de un año de lucha « Espacio de Iagoba

Los comentarios están cerrados.