Perdona, tienes un cigarrillo?

Bajo a fumar enfrente del trabajo, y junto a mí, varios trabajadores más bajan a su vez a contaminar sus pulmones, (ya no tanto por el cigarro, sino por la contaminación de la Capital).

En esto veo pasar a un hombre, de unos 40 como yo, delgado, despeinado, sucio, con las zapatillas rotas, arrastrando un modesto carro y recogiendo trastos viejos de la basura.

Perdona, oye perdona – le oigo decir, miro y se está dirigiendo a una chica que conozco de vista, una administrativa – Perdona tienes un cigarro?

La chica dando una calada a su cigarro se gira y sin mediar palabra niega con la cabeza, entonces el chico se gira a mí y le hago un gesto de que se acerque, meto la mano en mi bolsillo y le paso uno de mis cigarros liados.

Siempre, siempre me ha parecido miserable, mirar a alguien por encima del hombro, siempre me ha parecido tener una jeta que te cagas, el negarle un cigarro a cualquier persona cuando tienes tabaco, yo me lio mis cigarros, compro botes de excite, una marca que sabe a rayos y más que excitar te baja la livido, pero que cuesta 4€ el bote, qué menos que darle al hombre uno?

La chica en cuestión fuma fortuna y te aseguro que tenia cigarros de sobra, ese menosprecio a alguien que te habla educadamente y que quién sabe su situación personal, simplemente por su aspecto, o por tu egoismo puro y duro, es despreciable.

Anuncios