El triunfo del campamento “esperanza”, los trabajadores de Sintel

Muchos de los activistas de hoy en día, no habrán oído jamás hablar del campamento “Esperanza”, algunos lo recordarán de haberlo visto en la televisión hará unos años cuando ellos aún jugaban con sus clic de famobil.

En el año 2001, los trabajadores de Sintel, propiedad de teléfonica, vieron como su empresa fué vendida al empresario Mas Canosa, poco después Sintel se declaraba en quiebra, dejando en un futuro incierto a cerca de 1.800 trabajadores y sus familias.

Lejos de rendirse, los trabajadores de sintel propiciaron la primera gran acampada, siendo precursores de acampada Sol, nada menos que 10 años antes, durante seis meses, los 1800 trabajadores de Sintel estuvieron Acampados en el castizo paseo de la Castellana exigiendo sus derechos, mientras muchas de sus mujeres ocupaban la Catedral de la Almudena.

Hoy cinco de Noviembre de 2012, los trabajadores de sintel han logrado un acuerdo despues de más de diez años de acampadas, protestas, manifestaciones y denuncias ante los juzgados, consiguiendo que la empresa les pague treinta y cinco millones de Euros en indemnizaciones.

El caso de sintel es un ejemplo de lucha, de constancía, que, como dicen algunos de los implicados, solo es posible si “trabajamos juntos”, es un ejemplo que deberían seguir los actuales movimientos sociales que intentan conseguir un cambio en el rumbo politico de este País y en la lucha por la defensa de los derechos sociales.

Sintel nos demuestra, que más allá de cualquier otra motivación, solo trabajando juntos, de forma pacifica, por el mismo objetivo se pueden conseguir los cambios necesarios en esta sociedad, usando todos los medios (pacificos) a nuestro alcance, acampadas, protestas, manifestaciones, huelgas, denuncías, etc…

Como bíen mencionaba ayer uno de los acampados de sintel,  somos más, juntos podemos hacerlo.

Anuncios

Un comentario en “El triunfo del campamento “esperanza”, los trabajadores de Sintel

  1. Pingback: Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.