perroflautas! guarras! gritaban

Ayer fue el toro de la Vega, ayer se repitió esta infame fiesta que mata a un pobre animal para el divertimento  de unas gentes, que su mejor argumento es que es una fiesta medieval, ancestral, toda una tradición.

Para defender su fiesta, no dudaron en gritar a los que allí se habían congregado para manifestarse en contra, Perroflautas, Guarras! argumentos de gran fuerza sí señor.

No me quiero extender, sólo quiero decir, que una cosa, por el mero hecho de venir haciéndose así desde siempre, no significa que esté bien, la brutalidad mostrada por los defensores de la fiesta, tanto en sus argumentos, como en sus obras con las pedradas (que sé que fueron mutuas), efectivamente demuestra que no han avanzado nada desde el medievo.

Señores estamos en el siglo XXI, el maltrato animal es inaceptable, y la defensa de fiestas salvajes como esta, no tiene nombre, menos las actitudes “medievales” de sus defensores.

PerroFlauta, Guarra! sí, pero con corazón, yo personalmente me considero perroflauta desde que se acuñó el termino, y me siento muy orgulloso del mismo, Guarra! ojala hubiese más como tú, que recibes lo que ellos creen un insulto y pedradas por intentar defender a un animal. Prefiero un solo perroflauta, una sola guarra a todo ese pueblo que desde aquí llamo a aislarlo social y económicamente, si en el medievo viven, que se apañen como en el medievo.

Y esto reza para todos aquellos pueblos que defienden a ultranza el maltrato animal.

P.D: Que vivan las Guarras! Que vivan los Perroflautas!

Anuncios