Las Miserias de la Politica

En qué momento se perdió el verdadero sentido de la Política? Sale hoy publicado en el País, que los partidos no llegarán a un pacto sobre Cataluña debido a la cercanía de las elecciones, y esto confirma las palabras de Ada Colau, sobre lo difícil que es sacar algo adelante cuando necesitas los apoyos de otro partido puesto que lo que prima no es el interés de la sociedad sino los intereses de partido.

Esto es algo que lo hemos visto en muchas ocasiones y que es sabido pero no por el hecho de ser sabido es menos triste, la definición de Política es  (ref. Wikipedia)

La política (del latín politicus y ésta del griego antiguo πολιτικός ‘civil, relativo al ordenamiento de la ciudad o los asuntos del ciudadano’) es una rama de la moral que se ocupa de la actividad, en virtud de la cual una sociedad libre, compuesta por personas libres, resuelve los problemas que le plantea su convivencia colectiva. Es un quehacer ordenado al bien común.

Es la ciencia que se encarga del estudio del poder público o del Estado. Siguiendo con esta definición la política es el ejercicio del poder que busca un fin trascendente. Promueve la participación ciudadana al poseer la capacidad de distribuir y ejecutar el poder según sea necesario para garantizar el bien común en la sociedad.

Pero la realidad actual es que la Política es usada para fines personales y partidistas completamente ajenos a los problemas reales de los ciudadanos, y mucho menos al bien común.

Por eso, ahora cuando más hace falta mostrar unidad, los partidos dan buenas palabras frente al desafío de Junts Pel Sí y la Cup en lugar de trabajar juntos, porqué? porque quizá esa “unión” necesaria, les costaría votos en las Urnas, y las elecciones están aquí al lado.

Dejando a un lado que lo que están haciendo en Cataluña no solo es ilegal, sino inconstitucional, lo grave del asunto es que están ignorando olímpicamente que la mayoría de votos dijo NO a la independencia, con lo cual, como digo, se está ignorando el concepto mismo de política y de democracia, servir al pueblo, pues la mayoría no quiere independizarse, de hecho la misma Ada Colau, ha defendido el derecho a Referéndum, pero no ha dicho claramente , sí, yo quiero un estado independiente para Cataluña, ha defendido el derecho a decidir y luego se ha centrado en lo que a ella realmente le importa que son los problemas de la gente.

Y que debería ser lo que les importase a todos los Políticos, la gente.

La misma Ada confesaba en el Objetivo, que se sorprendió de ver, que los partidos condicionaban su apoyo a las propuestas que ella presentaba, no a que fuesen buenas para la gente, (algunas les parecían perfectamente buenas y estaban de acuerdo con ellas), sino al beneficio que obtenían ellos, beneficio político, su apoyo iría en función no del bien común, sino de los intereses de partido.

Y eso es triste y rastrero, nuestros Políticos venderían a su madre, si con eso obtuviesen beneficio, y se mueven por lo que pueden conseguir para ellos mismos o para su partido, no para el “bien común”, hasta ese punto se ha retorcido el sentido de Política, hasta corromperlo totalmente, y convertirlo en algo al servicio de tus intereses, que como se ha demostrado, en muchos casos son ilegales.

La Política y la Democracia deben estar al servicio del ciudadano, del pueblo, y ahora están como se puede apreciar, al servicio de los intereses de los partidos y de sus lideres, tenemos casos en todos los partidos de corte antiguo, y los nuevos está por ver, pero es curioso cómo el partido que posiblemente ganará las elecciones sea el que más casos de corrupción tenga.

Hay que recuperar la Política y la Democracia al servicio de la sociedad, se necesitan los Plebiscitos Vinculantes y se necesita que los partidos apoyen una propuesta de OTRO partido, porque esa propuesta es buena para el interés general, y no porque les interese a sus intereses partidistas.

De lo contrario, poco podrán hacer las Ada Colaus del mundo, y poco futuro les esperará a la gente que más lo necesita.

Anuncios