La cultura del caciquismo

Es increíble ver cómo hagan lo que hagan, algunos siempre votan a los mismos.

Sí, estoy hablando de ti, andaluz votante del PSOE, que a pesar de ver cómo tus dos presidentes de la comunidad están imputados definitivamente, que han estafado miles de millones y te los han estafado a ti. Aún así les votas y de tal forma que en sitios como Sevilla van a ganar.

Pero no estás solo en este sin sentido no, puesto que en la otra punta, en galicia, el pp volverá a ganar. Y eso a pesar de saber que vuestro presidente, feijoo, se iba de paseos en yate con un conocido narcotraficante. A pesar de saber todo lo que ha robado el PP y lo poco que ha ayudado a la gente.

Y a pesar de todo esto les seguís votando, como si aprobaseis lo que hacen, convirtiendoos de alguna forma en cómplices de sus delitos, de su latrocinio.

Pero esto solo es explicable desde la cultura del cacique, del señorito, del “el lo hace porque puede, porque para eso es el señorito” y volvemos de nuevo a los tiempos de los santos inocentes, convirtiéndonos en meras recuas de arrastre, que sólo servimos al amo. Que igual nos pide votarle, que podría pedirnos correr por el campo como si perros de presa fuéramos persiguiendo la codorniz, el conejo o la liebre. Porque el señorito manda y el sabe, y nosotros no.

Sólo desde este ángulo es posible entender la estupidez de votar contra los intereses de uno mismo, de los suyos, y de todos en general volviendo a perpetuar en el poder a un ladrón, que se llamará de distinta forma, pero no te engañes, sigue siendo lo mismo. Sigue siendo el mismo partido, eso sí, serán nuevos casos de corrupción gracias a ti.

Anuncios