Como puta de la Casa de Campo

Y ya están los partidos en campaña electoral, ya ha empezado el todo vale, ya se abrió el mercadillo de las promesas, todo vale, todo sirve, con tal de arañar un escaño más. Cual puta preparandose para la jornada, se maquillan y enmascaran con promesas de cambio los que antes vendían “estabilidad”, y se añaden postizos como más medidas sociales, o promesas de millones de empleos, cuando lo mismo en boca del adversario, era mentira o era imposible o rompería la faja de España.

Como digo, cual puta de la casa de Campo, sacan a relucir sus pechos turgentes y colmados, y aquella que no los tenga usará de sus tretas, no hay nada que un push up no pueda mejorar, y al votante que se acerca le gritan, ven cariño que te prometo empleo de calidad, que voy a incluir mejoras en la dependencia, mira que propuestas grita otra desde el arbol cercano, es la presi del lugar y no quiere perder la plaza y sin pudor ninguno se levanta la falda y enseña el trasero estriado con capas de maquillaje que intentan ocultar lo inocultable, la corrupción, las mentiras, la faja de los recortes camuflada de buen tipo que no puede ocultar la barriga de la deuda impagada y que no para de crecer.

Ya estamos en campaña y todo vale, incluso prometer lo que ayer decian que no se podía, incluso copiar el programa de aquellos que dicen vienen a romper España, vienen de venezuela, con sus tetas y sus culos exagerados a robarte la democracía, dicen las de antes, las que llevan silicona hasta en las cejas, y que de tan apretado que llevan el corsé de la mentira les falta el aire y se desmayan a votos perdidos.

Ya estamos en elecciones, y los partidos se preparan…

Anuncios